Minsal creó “sistema paralelo” para informar casos Covid19 durante meses críticos





La jefa de la División de Planificación Sanitaria del Minsal y anterior jefa del Departamento de Epidemiología, Johanna Acevedo, aseguró ante la fiscalía que envió sistemáticamente datos que el ex ministro Jaime Mañalich nunca consideró.

Acevedo ofreció sus declaraciones ante la fiscalía, que investiga el rol de las autoridades del Minsal en las muertes por coronavirus en Chile durante los primeros meses de incidencia del virus en el país.

Esa entidad judicial labora actualmente con un texto de 36 páginas que reúne los testimonios de la responsable de la División de Planificación Sanitaria del Minsal (Diplas), ex jefa del Departamento de Epidemiología del ministerio y quien además se encargó de la implementación de la plataforma de sistematización de casos y muertes por la pandemia, Epivigilia, detalla un trabajo publicado por T13.cl.

El documento es considerado clave en la investigación que lleva adelante el fiscal Xavier Armendáriz, quien el pasado viernes recurrió ante la Corte Suprema para exigir la entrega de datos que el Minsal rechaza proporcionar al Ministerio Público. Un escrito que además entregó premisas "preliminares" de la indagatoria, donde acusa un manejo "sui generis" e "improvisado" de los datos.

En diversas partes de la declaración, Acevedo enfatiza que su rol es técnico y no político. Y detalla que aceptar el cargo en la Diplas en 2018 "fue todo un tema", pero le motivó poder trabajar en uno de los temas que ha dedicado tiempo y esfuerzo: el cáncer. En este caso, la posibilidad de avanzar en un registro nacional, considerando determinantes sociales.

Acevedo enfatiza que su cargo consiste en "levantar y producir información para la toma de decisiones". Sin embargo, admite que "una cosa es lo que está en el papel y otra que esté un sistema robusto que pueda ser utilizable e interpretable".

Epivigila estuvo listo un día antes de primer caso de COVID-19

En este contexto, relata que en agosto de 2018, cuando llega a la Diplas, la notificación de enfermedades obligatorias se hacía en papel, con un formulario que se llenaba a mano y que la seremi respectiva digitalizaba.

Fue ahí que comenzó el desarrollo de la plataforma Epivigila, que funciona de manera digital. El proceso, sin embargo, no funcionó como se esperaba. Todos los días recibía mínimo 20 correos de reclamo. Incluso, pensaron en volver al papel, pero una alianza con Corfo y la Universidad de Valparaíso permitió crear el nuevo software, que estuvo listo para debutar en marzo de 2020.

El software, detalla, se puso a prueba, se hicieron ajustes y el 2 de marzo pasó a producción. O sea, un día antes que se confirmara el primer caso en Chile.

¿Qué tiene de particular este software? Se le consultó

En el caso de COVID-19, el formulario contenía preguntas específicas sobre los factores de riesgo. El problema, dice, es que tomaba mucho tiempo, cerca de 5 minutos, por lo que se optó por reducirlo, para que no demorara más de 1 minuto.

Acevedo reconoce que cuando existe un epidemia "uno quisiera caracterizarla de la mejor manera posible". Sin embargo, con médicos saturados y sin personal dedicado específicamente a esta tarea, el riesgo era que los formularios se llenaran mal, entregando datos de poca calidad. Fue así que se definió un stock de "variables mínimas".

La funcionaria dice que si bien pidieron considerar la trazabilidad dentro de este formulario, este aspecto no fue considerado "hasta el cambio de ministro", reseña T13.cl.

Sobre el diálogo con sociedades científicas, Acevedo relata que a fines de enero activó un grupo de trabajo -denominado comité de brote- con los jefes de división del Minsal con la sociedad de epidemiología, de infectología, entre otras. Aunque por resolución era el ministro quien debía presidir esta instancia, Mañalich, "no asistió" por lo que tuvo que dirigirla ella misma.

Entre los convocados, detalla, estuvo Jeanette Davanch de la sociedad de infectología, Tomás Regueiro de la Sochimi, y Rafael Araos, quien luego asumiría como jefe de epidemiología del Minsal.

"Tuvimos 4 sesiones entre enero y marzo, luego recibí una instrucción verbal, no por escrito, de suspender mi comité de brote, por parte del ministro", relata.

En función de eso, dice, pidió autorización para mantener un consejo, más privado, que luego que convirtió en el consejo asesor.

La idea era recoger recomendaciones "para ver las mejores decisiones". "Sin embargo, todas las decisiones las tomaba el ministro".

-¿Entre los asesores del ministro había expertos como los del comité de brotes?

-Lo desconozco.

Un "sistema paralelo" para el conteo de casos

Si bien la fuente de casos notificados y sospechosos era Epivigila, la funcionaria detalla que el ministro decidió montar un sistema "paralelo" a cargo de su jefa de gabinete, Itziar Linazasoro.

Aunque ella informaba de manera diaria el número de casos nuevos o sospechosos, cuales de ellos eran viajeros y desde donde provenían, la información tenía un "cierto desfase", ya que se requería que las personas fueran notificadas.

"Entonces ella decidió armar un sistema paralelo para llevar la información pública, que era llamar por teléfono a las seremis para que le informaran de los casos", detalla.

Acevedo declara que tiene un resumen de todos los correos, ya que junto con esta investigación de fiscalía existe un sumario de contraloría por la diferencia de cifras reportadas por el Minsal, en lo que dice "nunca pensé verme involucrada"

"En lo técnico, al menos en mis responsabilidades, he cumplido, siempre reportando la data a la autoridad, todos los días", asegura.

La funcionaria añade que la información que enviaba "todos los días" venía desagregada entre casos confirmados, sospechosos y descartados.

¿Cómo y con qué criterios la jefa de gabinete de Mañalich definía los datos que se entregaban en el boletín diario? ¿Se les consultabaa a la Diplas, al DEIS, y otros organismos especializados del Minsal?, se le consultó.

"Desconozco sus criterios", fue su respuesta.

Acevedo señala que si bien en el principio los números eran similares, y a ratos "más actualizados que los míos" todo comenzó a cambiar cuando el volumen de casos fue creciendo. "Creo que se dieron cuenta que tenían que recurrir a la fuente oficial de la data"

"Yo mandaba los datos, no estaba muy preocupada de lo que ella decía en el reporte público. Pero tengo constancia de un correo del 29 de abril donde existió a primera gran diferencia, con 90 casos menos a los enviados por mí que el numero reportado", añade.

Fue ahí que dice, "empecé a reportar todos los casos confirmados, con PCR (+) que se mantenían como sospechosos y con PCR (+) no notificados, siempre entregué la información completa, pero la información del reporte público solo incluía los casos confirmados".

“En marzo o abril las diferencias (en el número de casos) eran mínimas y eran atribuibles a la recepción de la información, y eso es normal, si habían 2 o 3 daba lo mismo, porque al día siguiente se compensaba. Pero cuando fueron 90 fue el hito que marcó el inicio de las diferencias, que comenzaron a crecer día a día, superando los 30.000 cuando el Ministro Mañalich dejo el Minsal”, agrega Acevedo,

Luego, relata, se conoció el informe de Contraloría, que daba cuenta de más de 30 mil casos no informados. "Pero esos casos sí se informaron siempre a la autoridad Minsal, desde la fecha que señalo, de 19 de mayo, con el informe que enviamos a diario. O sea, la brecha que dice Contraloría era en la información pública, no en la que manejábamos internamente en el Minsal", asegura.

Incluso pone ejemplos: el 24 de mayo mientras ellos consideraban 89 mil casos totales, en el reporte público se informaron 73 mil.

"Informes epidemiológicos eran limitados"

En otra de las secciones de la declaración, Acevedo asegura que este conteo paralelo implementado por Mañalich terminó afectando a los informes epidemiológicos, asegurando que eran "limitados" porque "tenían que ser consistentes con lo reportado por la autoridad".

Es ahí que se le pregunta si las decisiones de Mañalich estaban basadas en la ciencia epidemiológica o se podía prever una brecha.

"Desconozco en que basaba el ministro sus decisiones. Yo como epidemióloga considero que el objetivo de la epidemiología es mostrar la dinámica de la curva epidémica. Entonces cuando se excluye enfermos por razones administrativas, se altera la proyección que uno puede hacer de la curva y la dinámica de la epidemia", afirma.

Acevedo insiste que ella técnica y no política "por eso mostré los informes de PCR no informados y lo mantuve siempre, porque es la curva real".

"El ministro solo consideraba los casos confirmados", señala.

"Ya no me preguntan"

-¿Sabe como se tomaron las decisiones de las cuarentenas dinámicas?

-No.

-¿Se le consultó al comité asesor?

-No al menos cuando estuve presente.

-¿Hay alguna razón epidemiológica que justificara, por ejemplo, la división de la comuna de Santiago, de Ñuñoa o de Puente Alto en dos?

-No me consta.

Estas son tres preguntas que le realizaron los fiscales a la funcionaria respecto de la decisión de La Moneda de implementar cuarentenas dinámicas y que a juicio del ministerio Público se tomaron a partir de información "incompleta".

En su declaración Acevedo afirma que si bien no le costa cómo se decidió todo esto, "ocurre en la Moneda, entiendo que en el comité que tiene el Presidente, no he participado nunca".

"En marzo me preguntaban, ya no", asegura.

En este sentido, la epidemióloga detalla que al principio entregaba filtros y resúmenes para que supieran en que comunas habían mas casos.

En estos resúmenes, además de la tasa de casos activos, Acevedo anexaba determinantes sociales relacionadas con factores de vulnerabilidad, como la pobreza, o el porcentaje de adultos mayores.

"No es lo mismo que ocurra en Las condes o en La Pintana, donde hay mayor hacinamiento. Desconozco si ese componente fue parte de las decisiones", admite.

La funcionaria fue consultada además por la estrategia de "inmunidad de rebaño", que en un principio fue defendida por Mañalich y que luego -admitió- terminó derrumbada "como un castillo de naipes".

"Cuando es una enfermedad muy desconocida, es un riesgo. Los esfuerzos están puestos en controlar y disminuir el nivel de contagio", afirmó.

La FEDASAP nace en diciembre del año 2009, las asociaciones que la conforman son las siguientes:

 AFUSEREMI RM, APRAING Y CB, APROSS,  AFUSEREMI DE LOS LAGOS, AGRIFASAN, AASSRA ANTOFAGASTA, APROTES, AFUSAVV e ISP.

NUESTRAS ASOCIACIONES

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now