Fedasap: por una mirada más justa para las y los trabajadores



Miembros y directivos de la Federación de Asociaciones de la Salud Pública (Fedasap) pidieron a funcionarios del Ministerio de Salud cumplir con los compromisos asumidos con los trabajadores del sector y resolver las carencias que dificultan su desempeño cotidiano.


Durante un encuentro reciente con una representación ministerial, los dirigentes laborales informaron las principales demandas del gremio y la urgencia de realizar cambios sustanciales y visibles en todos sus ámbitos de incidencia.


Para la vicepresidenta de la Fedasap, Darma López Torrez, la situación que enfrenta el sector, en especial la región de Valparaíso, es crítica y requiere de una transformación urgente que coloque a quienes laboran allí en el centro de las estrategias.


“No es posible que Salud no lidere el tema del cuidado de las personas. Una cosa es que políticamente el tema de medio ambiente lo tengan que ver los expertos con respecto al tema de las emisiones, pero Salud es el responsable. El tema de la rectoría, de la gobernanza le corresponde a la Subsecretaría de Salud Pública” apuntó.


Lo anterior, en referencia a la crisis medioambiental que sufren los habitantes de la llamada zona de sacrificio de Quintero y Puchuncavi, debido a la nube tóxica que afecta a sus ciudadanos y en cuyo momento crítico se registraron más de mil personas intoxicadas.


En fecha reciente el Tribunal Supremo ordenó aplicar con inmediatez medidas medioambientales, tras acoger varios recursos de protección presentados por miembros de esas comunidades referentes a daños por contaminación sufridos por sus habitantes.


De acuerdo con López, en la actualidad los trabajadores sanitarios experimentan una sensación de abandono por parte de las autoridades ministeriales, quienes a su juicio no brindan el apoyo requerido, ni la preocupación oportuna ante las problemálticas que se presentan a diario.


En tal sentido, resaltó que la situación en esa zona ya había sido denunciada en numerosas ocasiones por funcionarios locales, quienes a veces hasta carecían de instrumentos apropiados de medición. Además destacó la necesidad de realizar cambios en el orden jurídico.


“La invitación es a repensar, a mirar el modelo. A lo mejor hacerlo políticamente sustentable. (…) cambiemos la ley y deroguemos y arreglemos la cuestión de fondo” insistió la dirigenta.


Por su parte, el asesor ministerial Juan Cataldo, reconoció la falta de protagonismo de la institución en los últimos años y pidió confiar en la actual administración y en los cambios que se empezarán a percibir en lo adelante.


La urgencia de actualizar el marco regulatorio de Salud Pública, por ejemplo en el conocido como DFL 5, constituyó tema recurrente, pues a juicio de la directiva de la Fedasap ésta no representa la realidad.


En ese sentido, la presidenta de esa federación, Carmen Luz Scaff, resaltó la necesidad de una actualización debido a la coyuntura actual y llamó a las autoridades a brindarles más apoyo, a propósito de una propuesta de cambios impulsada por ellos para algunos de los estamentos que rigen sus funciones.


“Nosotros necesitamos modificar nuestra planta, ir hacia la estabilidad laboral para nuestros trabajadores, que haya una real carrera funcionaria y para eso tenemos que modificar la planta que tenemos actualmente”, aseguró.


Scaf comentó que están preocupados y experimentan cierta inseguridad debido a que el gobierno actual ha puesto algunas limitaciones en distintas reparticiones públicas para poder implementar los decretos de fuerza de ley que crean o modifican plantas, lo cual genera incertidumbre.


De esa forma se refirió a otros sectores que han intentado cambios sin mayores resultados, como los casos del Sistema Agrícola y Ganadero (SAG) y la ley de plantas que se discute en la Dirección del Trabajo.


En ese sentido, destacó el deseo y esperanza de los trabajadores de la salud pública para lograr estas reivindicaciones, además se mostró positiva ante la reciente instalación de una mesa de trabajo con las nuevas autoridades del sector.


Por otra parte, la representación oficial del ministerio, encabezada por Juan Cataldo, consideró importante la propuesta de cambio al marco regulador (DFL 5) y coincidió en que las condiciones laborales actuales en muchos casos no son favorables para los trabajadores.


“Creo que el alto nivel de licencias que nosotros tenemos (…) se deben a las malas condiciones laborales (…) el entorno incluso no es de buena calidad; baños horribles, lugares de esparcimiento que no existen. Entonces, en ese contexto yo estoy de acuerdo con lo que ustedes plantean en el DFL 5”, expresó.





La urgencia de una seguridad y protección laboral garantizada


Los trabajadores del sector también mostraron preocupación por la vulneración de sus derechos en referencia a las personas que deciden denunciar situaciones de acoso sexual o laboral y que en algunos casos son desatendidos por sus directivos.


Durante esta reunión se conoció sobre un caso en el cual fue destituido un funcionario, tras realizarse un sumario administrativo y quedar bien fundamentado cómo éste acosó a varias trabajadoras. Sin embargo, pasado un tiempo una corte de apelaciones decidió su reincorporación.


El hecho ha generado rechazo en los trabajadores y la desconfianza en las instancias que deben llevar estos procesos al interior de las instituciones, pues continúan compartiendo espacio con la persona señalada.


Para los trabajadores el procedimiento anuló un sumario administrativo que decidió separar de su cargo al imputado, restando importancia al proceso.


“La corte lo reincorporó, pero hay un sumario administrativo y el mismo determinó la destitución y el sumario manda”, manifestó el director jurídico de Fedasap, Álvaro Olguin, quien lleva varios meses trabajando en el caso.


Situaciones como la anterior han provocado que los afectados desconfíen de las autoridades ministeriales y prefieran presentar sus casos ante el Instituto de Seguridad Laboral (ISL), que poco a poco gana protagonismo ante la incapacidad de las instancias sanitarias para resolver estos eventos de la forma esperada.


Los hechos se dan a pesar de que se encuentra instalada una mesa de buenas prácticas en la que participa Fedasap y donde se abordan estas problemáticas, sin embargo miembros de la federación estiman que aún se necesita una mejor incidencia de las autoridades ministeriales.


Asociada a esta problemática se encuentra el hecho de que en ocasiones las personas que denuncian situaciones de acoso laboral o sexual, terminan siendo cesadas. Pese a ello, las personas deciden romper el silencio.


En ese sentido, el asesor ministerial, Juan Cataldo, llamó a no quedarse callado, denunciar y prevenir que en el futuro no sucedan incidentes de esta índole.


“No podemos permitir que esto vuelva a ocurrir hoy en día las mujeres que sufren este tipo de acoso lo pueden expresar, sin dificultades y la institución no puede tomar ningún tipo de medida contra aquella persona que está haciendo la denucia”, manifestó Cataldo.


Durante la reunión, las y los trabajadores insistieron en las facultades que tienen los funcionarios de la Subsecretaría de Salud para intervenir en favor de las víctimas de estas situaciones.


De acuerdo con cifras difundidas por la Dirección de Trabajo de Chile en los últimos años se incrementaron las denuncias por acoso.


Según el ente, Entre 2017 y 2018 la cantidad de denuncias interpuestas ante este organismo aumentó en casi un 60 por ciento y la mayoría de los casos se concentraron en la Región Metropolitana.



La FEDASAP nace en diciembre del año 2009, las asociaciones que la conforman son las siguientes: AFUSEREMI RM, APRAING Y CB, APROSS,  AFUSEREMI DE LOS

LAGOS, AGRIFASAN, AASSRA ANTOFAGASTA, APROTES, AFUSAVV  y ISP.

NUESTRAS ASOCIACIONES

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now